Neuromarketing: de la mente y las emociones que venden

Para poder vender cualquier producto y/o servicio, no sólo debemos de enfocarnos en las estrategias de marketing que establezcan patrones de venta contable, sino que debemos también de tomar en cuenta aquellos patrones de venta que establezcan estándares intangibles, como por ejemplo las emociones y la mente de nuestro comprador, la cual debemos de conocer para saber qué es lo que necesita, qué le podemos ofrecer, cómo se lo podemos ofrecer y con base de qué le va a gustar o no.

Esto es más que sólo estrategias sino Neuromarketing.

El Neuromarketing también vende

cienciaPrimero que nada, antes de saber el arte de conocer y dominar el mundo de la mente y las emociones de nuestro público meta, debemos de comenzar sabiendo qué es el Neuromarketing:

[Consiste en aplicar técnicas derivadas de las neurociencias en el marketing tradicional. Técnicas que miden la actividad cerebral en respuesta de los diferentes y diversos estímulos nacidos de su actividad cerebral, derivados de estrategias publicitarias que realizan las grandes o pequeñas marcas, negocios o empresas. Gracias a las se puede averiguar los niveles de atención del sujeto con relación de la publicidad de la cual está siendo testigo, analizando cada fragmento de la publicidad.

Gracias a esto se puede cambiar cientos de publicidades, ya sea un solo fragmento o una publicidad entera. También puede medirse el estado emocional de las personas con relación de la publicidad final del producto y/o servicio].
Lo antes dicho es acerca de que el Neuromarketing nos permite conocer más a fondo a nuestro público meta, no sólo de una manera visual sino más profunda que conlleva indagar en su menta y conocer lo que lo motiva a generar diversas y múltiples emociones con respecto de aquello que le llama o no la atención.

Fiel ejemplo del Neuromarketing

pensando marketingAsí pues, una vez señalado en qué consiste el Neuromarketing, podemos señalar un caso típico de este estudio, y nos referimos al caso de coca cola y Pepsi.

Hace algún tiempo, expertos se dieron a la tarea de realizar una encuentra a modo de prueba para sustentar qué refresco preferían las personas, si la famosa botella con cinta roja o aquella de cinta azul.

Expertos colocaron una venda en las personas y les dieron ambos refrescos con la indicación de decir cuál era cuál. Al final de esta encuentra, las personas tenían que decidir con cuál se quedaban.

A partir de esta encuesta pudimos saber que lo que más impera en el mundo de los refrescos en casi todo el mundo es coca Cola, menos en un país, su país de origen, Estados Unidos, y es que gracias a los resultados del Neuromarketing, pudimos saber que las personas americanas prefieren Pepsi porque este refresco tiene los colores de su bandera, mientras que Coca Cola, no.

Es un asunto de sentimentalismo que va más allá de sólo el honor, es así como sabemos que la fama y fortuna de Coca Cola proviene de casi todo el mundo menos del país que lo vio nacer, mientras que Pepsi vive de los millones que Estados Unidos le deja diariamente.

Podemos concluir que Neuromarketing es vital en toda campaña digital o tradicional, pues no podremos vender sin conocer a fondo lo que piensa y siente nuestro consumidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *