Cómo nos afectan a la salud las heridas emocionales

La salud comprende el estado general de un individuo, indicando todos y cada una de las condiciones en las cuales éste se encuentra.

La salud Emocional y el mal del corazón

La salud también permite inferir cuáles serían los próximos estados de salud de un persona y es que a través de ésta podemos determinar cuáles son las capacidades físicas y mentales de una persona, ya que en función de la salud, es posible determinar cuáles son los padecimientos que ha sufrido una persona, permitiéndole a los expertos saber qué tan susceptible se encuentra esta persona a padecer nuevamente esa clase de enfermedades.

Así pues, la salud está relacionada a toda una gama de factores que, dependen y al mismo tiempo no dependen del individuo, es decir, existen algunos que pueden ser manipulados por parte del individuo, actuando tanto a favor como en contra de él.

Por otro lado, existen factores que no pueden ser controlados por el paciente, como lo son los factores genéticos, resaltando aquellos agentes malignos que podemos llegar a encontrar en toda la información genética de la persona, lo cual compromete no solo a sí mismo, sino también todos sus progenitores, dando lugar a una cadena interminable de la determinada enfermedad que éstos padezcan.

Entre tantos factores podemos hablar de los factores psicológicos, aquellos que pueden estar explicados en gran medida por la historia de vida del individuo, siendo el ambiente uno de los principales factores a tomar en cuenta en lo que a su estado se refiere. Es la Salud Emocional aquello que podríamos extraer de los factores psicológicos.

¿Qué entendemos por salud emocional?

Con salud emocional nos referimos al nivel con el cual la persona puede tener autocontrol de todas sus emociones y sentimientos, logrando tener autocontrol con todo el ambiente que rodea al individuo.

La salud emocional es la clave para que el individuo pueda interactuar de manera efectiva con el ambiente, permitiéndose establecer relaciones de manera efectiva con todos y cada uno de los individuos que le rodean.

La salud emocional representa todos y cada uno de los sentimientos y emociones que pueden llegar a afectar su comportamiento, razón por la cual es importante que la persona aprenda a manejar toda esta clase de situaciones en la cual, será imprescindible aprender a controlar todos los agentes que pueden representar una alteración para el estado emocional de la persona.

Se le denomina como inteligencia emocional a la capacidad que tiene una persona para controlar sus emociones en un determinado momento, permitiéndose ser asertivo en esos escenarios en los cuales es muy probable perder el control.

La inteligencia emocional puede ponerse en práctica a través de métodos como:

  • Meditación
  • Visualización
  • Estrategias de afrontamiento

Es en nada una cosa del otro mundo el saber aplicar la inteligencia emocional. En este sentido, vale la pena tomar en cuenta las consideraciones prácticas para así poder garantizarnos una salud emocional plena y saludable.

Se trata de un estado que podemos dominar al 100%, basta con elaborar una lista práctica y mantenerla cada vez que sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *