como evitar que te crujan las rodillas

¿Cómo evitar que te crujan las rodillas?

La gran mayoría de las personas en algún momento de sus vidas experimentan el crujir de sus rodillas, una situación que seguro se ha presentado mientras hacían algún movimiento o postura determinada, y que no es más que la evidencia de que están haciendo muy poco deporte.

Inicialmente que te crujan las rodillas no es un problema, pero si lo es cuando comienza el dolor a causa de ello, por lo que tendrás que acudir a un especialista para su revisión, y posterior tratamiento.

Las rodillas son las articulaciones más complejas que tenemos en el cuerpo, ya que tienen tres de estas en el mismo lugar, y que son capaces de soportar nuestro peso mientras nos movemos, corremos, andamos o estamos de pie, así que es muy importante hacer todo lo posible para conservarlas en condiciones óptimas, o tendremos más problemas para movilizarnos en el futuro.

Consejos para evitar que te crujan las costillas

Si ya te crujen las rodillas o quieres que eso no pase, te conviene seguir leyendo este artículo, ya que te vamos a indicar cómo evitar que te crujan las rodillas con unos sencillos consejos muy valiosos.

Dale un descanso a las rodillas

Aunque mencionamos que las rodillas son articulaciones complejas, estas merecen también tener un descanso de todo el trabajo que hacen, por lo que el estar de forma continua en una misma posición, o haciendo un mismo movimiento, puede ser el detonante que ha causado el crujido que ahora te está afectando.

persona con dolor en rodillas

Si realizas un deporte determinado, tienes sobrepeso o trabajas en un lugar donde se te exige estar largas horas de pie o en una posición determinada, asegúrate de que tus rodillas puedan tener el descanso que merecen, trata de inmovilizarlas por un tiempo o de moverlas a otra posición para que descansen un poco.

Otra opción que tienes para que las rodillas descansen, es utilizar zapatos que sean más cómodos, ya que de esa forma no estarás forzando tu rodilla con el impacto de tus pasos, y más cuando haces ejercicios, que es cuando más impacto reciben estas.

La posición de tu cuerpo también es importante, así que cuando estés de pies debes evitar encorvar tu espalda, tienes que pararte derecho, porque no hacerlo ejerce una mayor presión sobre las rodillas y es cuando comienza los problemas con estas.

También es importante que tomes vitamina E durante el día, al menos entre 100 y 300 mg, así conseguirás ralentizar el problema que estás teniendo en las rodillas, pero antes de hacerlo es recomendable que consultes con tu médico de confianza.

Estira y fortalece las rodillas

Para que las rodillas dejen de crujir, es vital que antes de hacer cualquier tipo de actividad física, realices estiramientos que te ayuden a contrarrestar el crujido, como puede ser la extensión de los músculos liberando las pantorrillas, probando con cada una de las variantes de este ejercicio.

También es importante que trabajes las zonas sensibles de la banda iliotibial para que el ligamento se estire de forma efectiva, y que pruebes con liberar el músculo flexor para que se estiren los músculos de la cadera.

Otros ejercicios recomendados para que no te crujan las rodillas, es que realices tandas de cuádriceps que te ayuden a fortalecer los músculos, pero también funcionarán muy bien los levantamientos con la pierna estirada o nadar de forma regular para fortalecer los cuádriceps.

Manejar bicicleta también es muy recomendado para evitar que te crujan las rodillas, pero si quieres algo más tranquilo y de menos esfuerzo físico, puedes probar caminando en un suelo nivelado, sobre todo si está comenzando a aparecer el crujir de tus rodillas.

Consulta a tu médico

Si a pesar de haber aplicado los consejos que te mencionamos anteriormente tus rodillas siguen crujiendo, indiscutiblemente tienes que visitar a tu médico para que haga el diagnóstico de la situación.

Para que la consulta sea efectiva, tienes que ser muy específico con el médico sobre los síntomas que presentas, así que es importante que prestes mucha atención al sonido que hacen tus rodillas, porque es posible que estés desarrollando otros problemas, como es el caso de la osteoartritis.

También, es importante que te fijes si en algún momento de tu día presentas en las rodillas inflamación alrededor de estas, el cual puede estar acompañada de dolor y que significaría que debes recibir tratamiento lo más pronto posible.

Otro aspecto que debes tomar en cuenta para la consulta a tu médico, es fijarte si has presentado rigidez en tus rodillas, porque ese puede ser un indicio de un trastorno que estás padeciendo, y que le servirá al médico para el diagnóstico respectivo.

Existen enfermedades que se presentan en las rodillas enrojeciéndola zona y que las coloca calientes al tacto, como es el caso de la artritis reumatoide, así que también debes indicarle a tu médico si eso te ha ocurrido.

Una vez que el médico verifique todos los síntomas que hayas mencionado, te enviará a realizar algunos exámenes para comprobar lo expuesto, y hará el diagnóstico acode para ello, así como también te indicará qué tipo de tratamiento debes recibir para que ya tus rodillas no crujan más.

Si eres consecuente con las recomendaciones dadas por tu médico, en poco tiempo vas a conseguir mejorar del problema de rodillas que tienes, hasta el punto de eliminarlo o reducirlo en gran medida, así que no dejes seguir las indicaciones que te den para ello.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *